3. ¿El rechazo de Israel a Jesús los dejó sin rey?

Un miembro de la Iglesia griega, una vez se dirigió a mí con las siguientes palabras: – «¿Sabes por qué ya no tienes un rey de tu propio pueblo? Es porque has rechazado la fe de Jesucristo y Su reino, porque Él era el rey de Israel. Por este motivo, el imperio de Israel ha sido destruido».

Contesté a él: «Es conocido, y evidente por las palabras de los profetas, que a consecuencia de nuestras múltiples iniquidades, nuestro reino fue destruido en el tiempo de Nabucodonosor, cuando este rey llevó cautivo a Babilonia a Sedequías, rey de Judá.

«Este evento tuvo lugar más de cuatrocientos años antes de la existencia de Jesús. Los judíos fueron entonces sucesivamente súbditos de los babilonios, los medos y los griegos. Mucho antes del nacimiento de Jesús, los romanos nos habían mantenido en servidumbre, lo que se demuestra en su Evangelio, en Lucas 3:1, ‘En el año decimoquinto de Tiberio César, Poncio Pilato siendo gobernador de Judea,’ etc. Ver también Juan 19:15 Pilato les dijo: ¿Crucificaré a vuestro rey? Los principales sacerdotes respondieron: No tenemos más rey que el César. Ahora, en cuanto a la atribución a Jesús del gobierno de Israel, no sabemos quién lo hizo rey y dónde gobernó sobre Israel. Ustedes, miembros de la Iglesia griega, fueron los primeros en reconocer el cristianismo en el reino de su Mesías, y aún continúan en su fe en Él; y, sin embargo, su gobierno ha sido destruido, y ya no tienen un rey de su propio pueblo: porque un gobernante musulmán, el sultán turco, que ahora está en posesión de Tierra Santa, extiende su dominio sobre Grecia».

Hay muchos otros estados cristianos que anteriormente eligieron a sus propios reyes y ahora están sujetos al poder otomano. Por otro lado, se ve a los mahometanos no solo no creyendo en las doctrinas de Jesús, sino que incluso persiguen sin piedad a los seguidores de su fe, y a pesar de esto, el imperio de los turcos disfruta de una prosperidad inalterada.

Scroll hacia arriba