29. Discordia mutua entre Jesús y su familia

Marcos 3: 31-35 , «Vinieron entonces sus hermanos y su madre, y estando afuera, enviaron a llamarlo; y la multitud se sentó a su alrededor, y le dijeron: He aquí tu madre y tus hermanos afuera te buscan . Y él les respondió, diciendo: ¿Quién es mi madre, o mis hermanos? Y miró a los que estaban sentados alrededor de él, y dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que haga la voluntad de Dios, el mismo es mi hermano, mi hermana y mi madre «. El mismo tema ocurre en Mateo, al final del capítulo 12 ; y en Lucas 8: 19-21. De estas declaraciones se desprende que su propia madre, sus hermanos y su hermana no creerían en él y no serían sus discípulos, y que él no iría al encuentro de los que eran de su propia carne. La alusión a la discordia mutua entre ellos es confirmada por la declaración en Juan 7: 5 , «Porque ni sus hermanos creyeron en él».

Scroll hacia arriba